© 2019 por Lion Polimers. Desenvolvido por WD Comunicação - (11) 99863-0270

CONSEJOS DE INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO

El mantenimiento preventivo es de extrema importancia para asegurar que el sistema funcione correctamente. Por lo tanto, todas las mangueras automotrices, así como todo el sistema de refrigeración, deben ser inspeccionados al menos a cada 6 meses, a fin de evitar fallas y vaciamientos. Las mangueras automotrices en general, se instalan básicamente de la misma forma, siendo acopladas a un tubo o encaje (entrada o salida) y fijada con el uso de abrazaderas.

CUIDADOS PARA INSTALACIÓN ADECUADA

Antes del cambio de una manguera es importante saber si la misma tiene líquido en su interior.

En caso de que posea, el líquido debe ser totalmente drenado.

Manguera "pegada" en la boquilla: la mayoría de las mangueras se sueltan con facilidad, tan pronto como la abrazadera es aflojada. En caso de que esto no ocurra, gire la pieza alrededor del encaje, deslizando la misma sobre esa superficie. Si aun así, la manguera no se suelta, la misma debe cortarse cuando se sustituye.

Comprobar boquilla: Es necesario comprobar la boquilla cuanto a la corrosión o rebabas. Esto puede dañar la manguera y dificultar la estanqueidad del sistema. Para la retirada de residuos, se debe limpiar la boquilla utilizando una lija o un cepillo metálico. Nota: Cuidado redoblado con boquillas de plástico.

Para facilitar la instalación y también evitar dañar el caucho a la hora de montaje, utilice un lubricante, vaselina, jabón o un aditivo para radiador.

Coloque la manguera apropiadamente en el lugar, procurando no tensar el caucho.

Utilice siempre una abrazadera de acoplamiento rápido, o con cierre hexagonal. También utilice una llave de boca o una pipa.

Consejo: colocar primero la abrazadera y luego la manguera. Esto facilitará su instalación ya que en la boquilla hay un rebote para asegurar que la manguera no se escape.

Evite utilizar el destornillador, ya que tienen puntas agudas que pueden dañar el caucho al escapar de la ranura dañando el caucho. Este es el mayor índice de reprobación de mangueras en el montaje.

CÓMO EVITAR FALLAS COMUNES

Uno de los enemigos más peligrosos de las mangueras en los compartimentos de motores de vehículos, es el calor, que normalmente alcanza como máximo 110ºC. Una manguera dañada por el exceso de calor, se vuelve endurecida y lustrosa, lo que lleva al surgimiento de algunas grietas. Estas grietas casi siempre irregulares, anchas y profundas, no siempre indican que hubo daño por el calor. Si la manguera presenta grietas y aún es flexible, el problema puede haber sido causado por ozono o vibración.

El ozono causa minúsculas fisuras dispuestas en pequeñas líneas paralelas en toda la extensión de la manguera. Las mangueras Lion Polimers® se fabrican con un compuesto que resiste completamente al ozono.

Las grietas presentes en los bordes de las mangueras son resultado, en general, de abrazaderas apretadas en exceso o colocadas de forma incorrecta sobre la boquilla. La instalación correcta es primordial para el perfecto funcionamiento del sistema de enfriamiento.

El aceite es el peor enemigo de una manguera de goma. Una manguera contaminada con aceite se presenta hinchada y ablandada. En caso de que esto ocurra, la manguera deberá ser sustituida y la fuga de aceite necesita ser fácilmente contenida.

IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS

¿Cuándo es el momento de cambiar la manguera del vehículo?

DAÑO POR CALOR

Apariencia: así como en la degradación electroquímica, los daños causados ​​por el calor pueden ocurrir internamente y son difíciles de detectar por la apariencia física. Una señal de daño interno es la hinchazón.

Problema: el sobrecalentamiento puede sobrecargar las fibras, por la dilatación dentro de la manguera, deteriorándola. Como los compartimentos de los motores son cada vez más pequeños y más compactos, la temperatura bajo el capó aumenta.

Solución: siempre atenta al estado del sistema de enfriamiento a los niveles de los fluidos.

DAÑO POR OZONO

Apariencia: pequeñas fisuras paralelas en el cuerpo de la manguera, aunque no haya endurecimiento.

Problema: el aumento del ozono, causado por la contaminación, ataca directamente los compuestos de caucho. Pequeñas grietas se producen principalmente en curvas y lugares de fijación. Estas grietas permiten a los contaminantes del aire invadir y debilitar la manguera.

Solución: instale mangueras Lion Polimers® (Etileno-propileno-dieno), compuesto no afectado por el ozono.

DAÑO POR ABRASIÓN

Apariencia: rayada, rasgada o capa desgastada.

Problema: la abrasión ocurre cuando la manguera es cortada o perforada por fricción del contacto de las mangueras entre sí o con algún elemento fijo. Una manguera mal fijada puede ser lijada al entrar en contacto con algún componente en funcionamiento en el motor, como una correa de alternador, pala de ventilador o incluso una polea.

Solución: sustituir la manguera dañada. No instalar una pieza nueva y fijarla adecuadamente con la longitud correcta.

DAÑO POR ACEITE

Apariencia: la manguera dañada es suave, pegajosa o esponjosa al tacto. Las protuberancias e hinchazones también aparecen.

Problema: los derivados de petróleo reaccionan químicamente con los compuestos de la manguera debilitando su estructura de conexiones. Esto hace que la manguera ablande, se inhale y se separe en capas llevando a la falla. El aceite puede atacar ambas superficies externas e internas de la manguera.

Solución: Daños externos: sustituya la manguera dañada y elimine cualquier fuente de vaciamiento. Los daños internos - sustituir la manguera y el fluido de refrigeración. Utilice el tipo de fluido recomendado para su aplicación.

DAÑO POR VACIAMIENTO

Apariencia: humedad, cristalización del líquido en la boquilla y goteo se forman alrededor de las abrazaderas.

Problema: además del torque insuficiente en la abrazadera, la fuga es generalmente causada por el estado deteriorado de la manguera.

Solución: Abrazadera - En áreas más problemáticas, se recomienda la traza de las abrazaderas a cada cambio de manguera, previniendo así futuros vaciamientos, así como utilizar el apriete correcto. El apriete excesivo puede dañar la manguera.